Secs
Mins
Hours
Days
SAN SILVESTRE CÁDIZ

jueves, 16 de noviembre de 2017

MIS PRIMEROS PASOS ZEN

Ha sido todo un acierto incorporar la herramienta Zen a mis entrenamientos. Me quita el estrés, las prisas, me da tranquilidad, trato de acallar la mente en ciertos momentos, esa mente que te dice dale mas caña, lo de ve mas despacio no lo suele decir...así que hay que evitar que se aloque y provoque que mis ritmos sean alocados cuando no deben serlo.

Ya no tengo la necesidad de hacer x tiempo o imponer desde el principio un determinado ritmo, corro por sensaciones. Si son buenas iré más rápido que cuando no lo son, pero ya no hay una imposición de que cuando son buenas hay que aprovechar e ir a machete, solo hay que dejarse llevar, dejarse ir...una maravilla...que lujazo...

Volvía a los entrenamientos tras una semana de paron principalmente por pereza y por visita del cuñado, mujer e hijas, aunque si no hubiera estado por aquí mi cuñado, habría sacado adelante un par de entrenamientos la semana pasada. Al paron de 7 días se le unía que volvía con 3 kilos de mas, es lo que tiene la barra libre de bollería, batidos de chocolate y galletas o con chocolate o rellenas de chocolate, así que no esperaba mucho de este primer entrenamiento Zen.

Lunes: No entrene por pereza.

Martes, 14 de noviembre: 11.76 kms en 1h:05:36 a 5:34 por km.

Gran rendimiento teniendo en cuenta esos 7 días de parón, esos 3 kilos de más y que fui dejándome ir, sin apretar realmente, sobrado de cardio, así que de lujo, tampoco fui de paseo pero cumplí con el objetivo de no sufrir, ni correr en plan competición, sino en plan más relajado que con prisas. No hubo esfuerzo, solo me deje llevar por las piernas y el cardio, que ellos pusieran un ritmo cómodo.

Miércoles: No entrene por pereza y porque venia muy bien no hacerlo tras esa semana de paron. Había que volver poco a poco.

Jueves, 16 de noviembre: 9.18 kms en 49:43 a 5:25 por km

Mi plan era hacer 11.7 kms pero surgió la emergencia de ir al baño y lo tuve que dejar en esos 9 kms, de haber podido seguir corriendo hasta los 11.76 kms, la proyección daba 1h:04. Corrí con la misma sensación de dejarme ir del martes, de no sufrir, de correr por sensaciones, sin prisas y tampoco lento, de hecho me cuesta más ir lento que rápido, por eso mis entrenamientos en muchas ocasiones tienen pinta de competitivos. No busqué tampoco mejorar el ritmo del martes, salió solo. Una vez más las piernas y el corazón llevaron el control y el freno echado.

En que se diferencia esto de mis anteriores entrenamientos???. Pues sin la herramienta Zen, el día 14 habría buscado un ritmo más vivo ya que estaba muy fresco de piernas y hoy habría buscado mejorar ese ritmo del martes. Al final he mejorado ese ritmo pero sin buscarlo, se ha dado así, podría haber sido de otra forma pero se ha dado así.

Mañana me tocan 15.4 kms y de nuevo a lo que quieran ir las piernas. No hay tiempo previsto, no hay ritmo previsto, no hay nada previsto, solo que quiero cubrir esa distancia y sin sufrir, dejándome llevar una vez más por sensaciones, si veo que voy alocándome bajaré el ritmo y así iremos jugando con piernas y corazón y la comodidad de ambos. Si hago 6:30 por km estará bien, si hago 6 también, si hago 5:30 estaría bien siempre y cuando no me haya puesto a sufrir para poder ir a ese ritmo. Que la comodidad se haga con el entrenamiento. Cero esfuerzo, que fluya, dejarme ir. 

NOTA: Al final, el viernes 17 de noviembre, no hice los 15.4 kms previstos, pura pereza...que no puro Zen, ojo...

Si esto fuera puro Zen, es posible que hoy no hubiera corrido y lo habría dejado para mañana. Si esto fuera puro Zen no haría series. Si esto fuera puro Zen, no tendría una obligación como me la he autoimpuesto de entrenar 4 días por semana y rondar un mínimo de 40 kms por semana. Por eso esto es una combinación de Zen con marquitis. Zen en la forma de entrenar las sesiones y marquitis por el detalle de las series y de una programación más o menos sistemática.

El sábado y domingo toca descansar y la próxima semana tocan 4 días y series, será muy divertido...

Me encuentro muy bien, con la sensación de que mi estado de forma sigue yendo a más y me alegra saber que ese descuido de 3 kilos no me ha penalizado en exceso y la vuelta tras siete días ha sido muy natural, sin sentirme acabadón o flojo. Ir a 5:30 es un ritmo ya muy asumido, a poco que esté medianamente fresco ya sale, así que de lujo. Que maravilla...que maravilla...


lunes, 13 de noviembre de 2017

MARATONMAN ZEN

Me gusta esta palabra. ZEN....Uhmmmm, que bien suena...me gusta como filosofía de vida el budismo. No soy budista pero me gusta eso de la tranquilidad, armonía calma...mola, está muy bien y al menos aumenta la probabilidad de tener una larga vida...

Pero,  qué es Zen???.

Wikipedia nos dice : El zen es una escuela del budismo mahāyāna.

La palabra zen es la abreviación de zenna que es la pronunciación en japonés de la palabra china 禪那 chánnà, que a su vez deriva de la palabra sánscrita ध्यान dhiana, que significa ‘meditación’. Cabe destacar que el maestro japonés Daisetsu Teitaro Suzuki iguala el dhyāna con el zazen1​ (en chino 坐禅 zuòchán, ‘meditación sentado’).

Apartándose del conocimiento teórico o intelectual, el zen busca la experiencia de la sabiduría más allá del discurso racional.

El zen emergió desde distintas escuelas budistas y fue registrado primero en China en el siglo VII, luego se dispersó hacia el sur a Vietnam y al este a Corea y Japón. Tradicionalmente se da el crédito de traer el zen a China a Bodhidharma, un príncipe convertido en monje proveniente de la Dinastía Pallava (de India del Sur), que llegó a China para enseñar una:

... transmisión especial fuera de las escrituras, no encontrada en palabra o letras.

El zen es una de las escuelas budistas más conocidas y apreciadas en Occidente.

Esto es Zen y como digo me gusta.

Hace dos años tuve unos días Zen, justo cuando estaba en mi mejor momento de forma, que me hicieron tomarme de otra forma esto de correr, no me duro mucho, lo suficiente para dejar de correr, por el choque que había entre mi forma de ver los entrenamientos y competiciones y la versión Zen, que consiste en correr por correr en su estado más puro y desinteresado, sin esperar nada a cambio.

Esta vez he sido picado de nuevo por la llamada Zen, pero más calmado y sin que suponga como hace dos años casi un shock que supuso redescubrir este mundo, este planeta y nuestras costumbres, tradiciones, etc...; cambiar lo que me habían dicho desde siempre por lo que en realidad es o no se si en realidad es, pero si que tiene más sentido para mi que lo que toda la vida me habían contado.

42 años creyendo que los reyes eran los reyes y resulta que no, que los reyes son los padres, de eso me entere hace dos años y lejos de ser algo triste fue una gran alegría. Por fin sabía (más que saberlo lo intuyo o mejor digamos que la historia que conozco ahora tiene más sentido que la que me dieron a entender) de qué iba esto de vivir y qué pintábamos por aquí los humanos.

Como puedo aplicar mi nueva condición Zen (condición adoptada a finales del 2015, perdida ese mismo año y recuperada en estos días) a esto de correr???.  Se puede correr para conseguir un resultado o se puede correr desinteresadamente sin esperar nada a cambio, sin esperar un resultado. La segunda opción es la ideal, la opción Zen, no esperes nada...no esperes ningún resultado..., solo hazlo, deja que pase...pero va en contra de mi idea de la marquitis, así que buscaré combinar ambos aspectos, me cuesta mucho olvidarme de las marcas pero si que puedo intentar hacer el camino más suave y llevadero sin imponerme cada semana x mejoría, que salga cada semana lo que tenga que salir, todo al final estará bien.

Que todo fluya, sin forzar nada, esa será mi visión Zen aplicada a correr.

Así que, esto pasado a la práctica quiere decir que para el 30 de diciembre ya no espero ir a 4:15 el km, tan solo espero estar allí participando, corriendo con el resto de los que les gusta festejar los últimos días del año corriendo, en plan homenaje anual. No se si ese día correré mucho o poco, rápido o despacio, supongo que sobre la marcha lo decidiré pero ya no hay marcas a conseguir, saldrá lo que ese día tenga en las piernas y lo que ese día quiera mostrar según ganas, salud y estado de ánimo, así que ya no hay marcas a conseguir. Que sale a 5 el km, estará de lujo muy bien, que sale a 6 el km, perfecto, que sale a 7 el km, maravilloso, puro disfrute, lo que tenga que salir que salga, pero espero que en cualquiera de esos casos al final me quede con una gran sonrisa, eso si que estaría bien.

Que pasará el 4 de marzo y los 10 kms???, pues saldrá también lo que tenga que salir, que sale 1h:07 como este año, muy bien, que sale una hora, perfecto, que salen 55 minutos, más muy bien, que salen 50, perfecto, que sale menos pues también muy bien.

La diferencia es que la carrera del 30 de diciembre será más festiva que la del 4 de marzo donde el ambiente siempre es algo más sobrio, sin gorro de papa noel y sin campanadas cercanas.

Ahora de cara al 30 de diciembre se acabó eso de hacer una cuenta atrás de mis entrenamientos semana tras semana. Contaré mis entrenamientos, pero ya no hay una obligación de mejora cada semana o cada 15 días, de hacer x tiempo o x ritmo entrenando. Eso es muy estresante, me ando cansando antes si quiera de salir a correr. Como apunta Zeto,  (nunca ha estado tan acertado Zeto....) (Zen-Zeto, curioso.....) “el estado de forma es un proceso y hay días malos, buenos y regulares, hay q saber darle al cuerpo lo q necesita en cada momento, tu cada día te lo tomas como una competición, de modo q te auto estresas al mismo tiempo”.

Ya no me quiero auto estresar en cada entrenamiento, ya no quiero convertir los entrenamientos en competiciones, que salga lo que ese día tenga en las piernas y en el estado de ánimo. Si el cuerpo un día quiere correr que corra, si otro está perezoso que vaya más lento. Que correr vuelva a ser un juego, una diversión y así seguro que llego más lejos que pensando en conseguir x marca en x entrenamiento.

Toca disfrutar de entrenar sin esperar nada a cambio, sin esperar ningún resultado, ni siquiera esperar el disfrute, es mejor que este me sorprenda. No obstante iré reflejando semana a semana los entrenamientos y ritmos que vayan saliendo, sigo pensando en marcas  (en el sentido de querer progresar) pero de una forma más Zen, de ahí la adaptación del Zen a mi marquitis.

No es un Zen puro, pero tampoco es la marquitis pura, acaba siendo un híbrido, a eso me refiero. Cuando ya vea que no puedo progresar más por el paso de los años y no puedo mejorar  mis marcas, ya si que estaremos más cerca de un correr Zen puro.

Así que se acabó eso de programar una marca para una fecha y una competición determinada, saldrá lo que tenga que salir. Lo siento por los que esperaban que siguiera fallando en mis objetivos. Ya no habrá objetivos a conseguir, ya no habrá fallos...se acabo el show para ellos, así que este blog será algo más aburrido y seguro que más de uno se dará el pire, hará bien supongo....

Cambio el nombre del blog y paso a llamarme Maratonman Zen. Pura evolución...

El mundo aún no está preparado para lo Zen, pero lo acabará estando.

No esperes que suceda, tan sólo deja que suceda. Maratonman 禪那

Esta frase que me ha surgido fruto de la inspiración contradice la típica, no esperes a que las cosas sucedan, haz que sucedan. Quizá en esta frase hay algo de esfuerzo implícito en ella. Estamos en la cultura del esfuerzo, el que más se esfuerza es el que más éxito tiene. Está bien visto que uno se esfuerce mucho para conseguir algo y se asume que solo con esfuerzo se consiguen las cosas. Pues yo digo que esto no es así.

Me he dedicado a entrenar con esfuerzo, ahí están todos esos entrenamientos a pocos segundos de mi ritmo de competición y consideraba que eso me haría mejor, me haría llegar más lejos, me haría un tipo más duro, más resistente. Si entrenando sufría más, eso al final se notaría, sería un plus. Pero alguien se imagina a un compositor esforzándose por crear una canción o un pintor esforzándose por crear un cuadro???, es ridículo...suena ridículo, entonces por qué hay que esforzarse en los entrenamientos????, es ridículo. Sólo hay que dejar que las cosas sucedan...no esforzarse para que sucedan. Algo superior a nosotros tiene la batuta, dejemos que nos dirijan, no opongamos resistencia. Si nos esforzamos estamos oponiendo resistencia, fuera resistencias, que todo fluya...

En los entrenamientos no hay que esforzarse, sólo hay que dejar que el cuerpo baile al ritmo de las zancadas. Que la energía se vaya liberando, vaya fluyendo y al final las mejoras llegarán solas y sin esfuerzo, sin esperar nada. Alguno dirá que se esfuerza mucho y que por eso consigue lo que consigue y yo le diría: prueba a entrenar sin esperar nada, sin esfuerzo, verás lo lejos que llegas...

En eso también voy a estar, en demostrarme a mi mismo que sin tanto esfuerzo puedo llegar mucho más lejos que cuando me empeñaba en esforzarme. No será fácil, pero es cuestión de cambiar los hábitos y confiar en que es así. Voy a no esforzarme en el proceso, simplemente cambiar hábitos y dejar que éstos se apoderen del nuevo proceso de mejoras, de una versión más evolucionada de mí mismo.

Por qué esforzarse, si sin esfuerzo se llega más lejos???, es de locos esforzarse...asi que guarda energías para cuando realmente las necesites.

viernes, 10 de noviembre de 2017

SEMANA 1 DE 8. ALZO EL VUELO, VUELO BIEN PERO LUEGO ME ESTRELLO

Esta semana podríamos calificarla de muy buena la primera mitad y muy mala la segunda. La idea como ya dije, tras estas 8 semanas, es estar en disposición del día 30 de diciembre, en la San Silvestre de Cádiz,  sobre un recorrido de 5.85 kms, ser capaz de ir a 4:15 el km, algo bastante posible si hago las cosas bien, ya que el 12 de septiembre del 2015 fui capaz de completar 6.45 kms a un ritmo de 4:23 por km.

Lunes, 6 de noviembre: 7.34 kms en 38:04 a 5:11 por km.

Lunes, 6 de noviembre: 1.84 kms en 9:21 a 5:05 por km.

Lunes, 6 de noviembre: 2.58 kms en 13:56 a 5:24 por km.

Bastante bueno este entrenamiento que se sale de los ritmos de las últimas semanas, empezamos a ver un claro acercamiento a los 5 min por km entrenando. El circuito de 11.76 kms es de ida y vuelta. 5.88 kms de ida y 5.88 kms de vuelta, es por tierra en su mayoría y pegado a la ribera de uno de los ríos que pasa por aquí, por León. En la ida al ir contra corriente del río, es de ligera subida y la vuelta es de ligera bajada, la subida no se nota demasiado pero la bajada ya con el cansancio si que se agradece. En teoría tenía pensado, como hago muchas veces, completar los 11.76 kms del tirón pero sobre la marcha al sentir que en la ida iba algo forzado, tras completar la ida y un tramo de la vuelta, decidí dejarlo en esos 7.34 kms que salieron a un ritmo bastante bueno. Paré 5 minutos y completé 1.84 kms volviendo también, a esos 5:05 y luego ya el tramo que me quedaba de la vuelta para completar esos 11.76 kms, tras otro descanso de 5 minutos decidí hacerlo relajado aunque dándole caña al final. No quise fajarme en este último tramo porque al día siguiente quería hacer otro entrenamiento cañero y no era cuestión de comprometerlo.

De esta forma se convierte en un entrenamiento seriado, he hecho series¡¡¡, aleluya¡¡¡¡.

Ya dije que haría series todas las semanas.

Martes, 7 de noviembre: 5.88 kms en 29:43 a 5:03 por km.

Martes, 7 de noviembre: 3.3 kms en 16:29 a 4:59 por km.

Martes, 7 de noviembre: 2.58 kms en 12:53 a 4:59 por km.

De nuevo completé mis 11.76 kms por etapas, no pensaba hacerlo así pero sobre la marcha surgió así, troceadito. Gran rendimiento, ese primer parcial, de ida, de mitad de recorrido, no lo veía desde el 2015 y solo lo vi en el 2015, ningún otro año fui capaz de entrenar tan rápido. Esto quiere decir que empiezo a tener de nuevo en las piernas los ritmos del 2015, esos que me llevaron a mi 47:13 en aquellos 10 kms que incluían una buena cuesta, tierra, piedras e incluso me di el lujo de hacer andando algún tramo. Esos que me permitieron tener en Gijón en aquel 2015 la opción de bajar de 46 minutos. Ritmos que no estaban a mi alcance hace pocas semanas y empiezan a estarlo y esto por que???, lo de siempre...voy perdiendo peso...con lo que voy más suelto, más ágil, mejor zancada y el cardio da más de si.

Empiezan a saltar los cuatros, empiezan a verse ritmos por debajo de 5 el km. De nuevo salio un entrenamiento por series, con descanso de 5 minutos y 6 minutos entre cada tramo o serie. El último me costo bastante, de hecho pensé que saldría peor de cómo salió pues ya iba justo de fuerzas pero no me dejé y mantuve bien el tipo.

Y así funciona esto, pierdo peso, la zancada es mejor, estoy más ágil y el cardio va más desahogado y lo que parece imposible se convierte en posible. Esto solo acaba de empezar y pinta muy bien. He roto la barrera de los 30 minutos en esa primera mitad con lo que probablemente ya tenía en las piernas la sub hora en esos 11.76 . Aún hay un largo camino hasta llegar a los 50 minutos en esos 11.76 kms. Un recorte de 11 minutos¡¡¡¡¡¡¡¡¡, para llevarse las manos a la cabeza. Parece complicado para una persona que lleva 11 años corriendo año tras año y no es un principiante donde las mejoras son mayores y más fáciles de obtener, pero se puede, solo hay que hacerlo. (claro hay truco...si como en mi caso, se llevan 11 años con sobrepeso y en este año decido por fin quitarme del todo ese sobrepeso de 11 kilos, así claro que se pueden recortar 11 minutos, un minuto por kilo perdido), además de incidir más en las series de manera continuada.

Para saber cual es mi estado de forma cada semana, voy a seguir examinándome con los 11.76 kms. Esta distancia, este circuito que frecuento, va a ser el termómetro de mi estado de forma. Vamos a saber cada semana, teniendo en cuenta los entrenamientos sobre 11.76 kms, cuan cerca o lejos estoy de mi objetivo de 4:15 el km para el 30 de diciembre.

Para ser capaz de ir en Cádiz a 4:15 tengo que ser capaz de rodar a 4:40 por km en mi circuito de 11.76 kms, a 160-162 pulsaciones por minuto, así que la marca a conseguir en seis semanas, debería salirme el 21 de diciembre como fecha tope, será de 55 minutos para esos 11.76 kms y repito que esos 4:15 están calculados teniendo en cuenta ya que sea un día en que las piernas no quisieran correr, que estuvieran bloqueadillas, como quieran correr el 4:15 está claro que lo dejaría atrás.

Así que 55 minutos en mi entrenamiento por el circuito de 11.76 kms es la marca que me garantizaría ese 4:15 por km el 30 de diciembre, así que tengo 7 semanas por delante para recortar 6 minutos en esos 11.76 kms, partiendo de 1h:00:58 del 2 de noviembre pasado.

Se pueden recortar 6 minutos en 7 semanas???, será casi un minuto por semana, lo iremos viendo...55 minutos supondrá mejorar en 2 minutos mi marca personal por ese circuito que es del 2015. El 17 de septiembre del 2015 hice esos 11.7 kms en 57:02. Primero habrá que confirmar ese 1h:00:58 que hice el 2 de noviembre pasado, luego bajar de la hora, luego mejorar los 57:02 del 2015 y luego a llegar a los 55 minutos, paso a paso.

Está todo bien planeado y estudiado, quedan bien claros los pasos a dar, los daré????, lo veremos...

Por otra parte, ir a 4:15 el km en esos 5.85 kms, equivale a correr 10 kms en 44 minutos. Así que si lo logro, en dos meses (noviembre y diciembre) habré rebajado en 7 minutos mi marca de 10 kms, de 51 minutos a 44 y todavía tendré dos meses más, enero y febrero para rebajar de nuevo otros 6 minutos y pasar de 44 a 38 minutos, así que si logro lo del 30 de diciembre también conseguiré lo del 4 de marzo, son dos objetivos que van de la mano, que maravilla...

Estos días, desde el miércoles, me he declarado en rebeldía, han venido mi cuñado, su mujer y sus dos hijas en visita express, jueves, hora de la comida y viernes, desayuno y tras el mismo se han ido a mediodía pero como yo ya estaba cogiendo ritmo desde el miércoles, pues me he metido en una espiral dulcera lamentable...con el agravante además de no estar corriendo estos días y tampoco entrenaré el fin de semana con lo que el lunes, me voy a encontrar con una pesada realidad, 2 o 3 kilos de más y 5 días completos seguidos sin entrenar, bufffffff.....mira que iba bien...así que la próxima semana (del 13 al 19 de noviembre) servirá para tantear mi nuevo estado de forma, lógicamente peor que el anterior y la siguiente semana ( del 20 al 26 de noviembre) para intentar volver a este estado de forma de estos días atrás e incluso intentar bajar de la hora en ese circuito de 11.76 kms. Espero conseguirlo...

La semana que viene toca semana de transición, es decir;  recuperar todo o casi todo el terreno perdido en la segunda parte de esta semana y:

En 7 semanas ese 4:15 será mío, MI TESORO.................................................


domingo, 5 de noviembre de 2017

SEMANA 0 DE 8. SEMANA MÁGICA

Llevaba tiempo diciendo que algo se estaba cociendo y ese algo ya se realizó durante 8 días. Estoy haciendo desde hace tiempo las cosas bastante bien a nivel alimenticio. El buen comer va empujando a las malas costumbres, las va envolviendo y se va imponiendo y eso se traduce en una mejora continua en mis entrenamientos desde mayo y sin hacer series...salvo las de la semana pasada; a eso me refiero con que no hace falta hacer series para mejorar si hay sobrepeso, las mejoras simplemente llegan perdiendo peso y cuando no haya peso que perder o poco ya que perder es el momento de meter series. Yo esto por desgracia no lo podré cumplir en las próximas semanas porque quiero hacer una buena San Silvestre y aunque sería mejor hacer las series dentro de un mes para ir con calma, me “urge” estar ya dentro de un mes familiarizado con las mismas, supongo que esto no se entiende pero yo me entiendo que soy el que controlo mi cotarro...

Como decía la cocción quedó lista con las series 5*1000 espectaculares, ni yo pensaba que me salieran tan bien, del 25 de octubre, luego marca personal del año de 10 kms el domingo y el jueves pasado tras un descanso de 3 días, salio esto:

Jueves, 2 de noviembre: 11.76 kms en 1h:00:58 a 5:11 por km. Tenía que quedar en los entrenamientos reflejada mi nueva subida del nivel de forma. Esta marca en entrenamientos sobre esta distancia supone record del año y voy más allá, solo en el 2015 he corrido entrenando más rápido que en esta ocasión, así que estoy a solo un paso de mi mejor nivel de forma, ese paso a finales de este mes estará ya dado. Corrí fuerte, como es lógico, pero sin sufrir.

Lejos quedan ya los 1h:05:51 sobre esta distancia del 7 de agosto, con la misma sensación de esfuerzo, claro que pesaba 84 kilos y en esta ocasión di 80 kilos, a falta de series, de nuevo queda en evidencia, que es lo que siempre defiendo, que la pérdida de peso marca la diferencia, una vez adaptado a esa pérdida de peso, una o dos semanas...las mejoras llegan simplemente por perder peso y mantenerme corriendo pero sin series. En esta ocasión vemos que 4 kilos menos me han permitido mejorar 5 minutos, pero más o menos tengo calculado, que sin hacer series, por cada kilo que pierdo mejoro un minuto en esos 10 kms, es aproximado...luego haciendo series podría rascar 2 o 3 minutos más.

En este ejemplo cuando pese 70 kilos completaré mis 11.76 kilos en 50:58 (10 minutos menos que los 1h:00:58 del pasado jueves), metemos series y quedan en 48 minutos, da un ritmo de 4:04 pero eso en distancia de 11.76 kms, la pasamos a 10 kms y da un ritmo de 4:02.

Cogiendo el ejemplo real de mi carrera del domingo hice 10 kms en 51:29 a 5:06 (sin darlo todo, calor y piernas sin chispa, además entre andando, pero bueno...), entrenando sobre los 11.76 kms supone ir a 5:11 por km, el equivalente en 10 kms es 5:09 por km, como pasó el jueves, así que entre entrenar y competir hay una diferencia de 3 segundos más en los ritmos que manejo cuando entreno, en realidad es de unos 10-15 segundos, pero vamos a coger el ejemplo este a rajatabla.

Así que si entrenando y ya pasado a 10 kms, voy a 4:02 por km, compitiendo puedo ir a 3:59 el km en 10 kms, eso da una marca de 39:50 en 10 kms, con las piernas que no quieran correr, con calor y entrando en meta andando. Pero y si me fajo, las piernas van y todo sale bien en carrera???, pues la diferencia sería de unos 10 segundos más rápido por km, 10 kms a 3:49 por km, esto da 38:05, que es lo que busco para el 4 de marzo del 2018...y gracias a este cálculo que surge por la pérdida de peso y mi experiencia en esa relación pérdida de peso- rendimiento, es por lo que puedo sustentar mi teoría actual de los 38 minutos para el 4 de marzo en esos 10 kms. No son 37, ni 36, ni 35, ni los 33 que llegué a decir en un ataque de hilaridad, pero caramba los 38 están de lujo¡¡¡¡ y esa será mi parada del 4 de marzo, tras tantear el 30 de diciembre mi estado de forma que debería ser ya bastante bueno.

Vamos a ver otros ejemplos de esa relación directa entre el peso y la marca en una distancia idéntica, los 11700-11760 metros y con la misma sensación de esfuerzo en todos los ejemplos, lógicamente, unas 160 pulsaciones por minuto de media. Ejemplos donde evidentemente no hubo series de por medio semana tras semana.

17 de septiembre del 2015: 57:02 a 4:52 por km. 77.3 kilos.

02 de octubre del 2015: 57:09 a 4:53 por km. 77.9 kilos.

30 de agosto del 2015: 57:52 a 4:56 por km. 77.5 kilos.

4 de noviembre del 2015: 58:10 a 4:58 por km. 77.3 kilos.

2 de noviembre del 2017: 1h:00:58 a 5:11 por km. 80.2 kilos.

8 de agosto del 2016: 1h:03:14 a 5:22 por km. 82.2 kilos.

28 de noviembre del 2016: 1h:04:08 a 5:27 por km. 83.5 kilos.

24 de noviembre del 2016: 1h:05:14 a 5:32 por km. 83.7 kilos.

7 de agosto del 2017: 1h:05:51 a 5:35 por km. 84.2 kilos.

8 de marzo del 2016: 1h:07:21 a 5:45 por km. 85.9 kilos.

17 de diciembre del 2014: 1h:10:09 a 5:59 por km. 88 kilos.

Como se puede ver no me invento las cosas, no digo que busco el sub 40 por decir...aquí con todos estos datos está más que demostrada la incidencia del peso en mis marcas y la relación muy estrecha de un kilo menos, un minuto menos...un kilo más, un minuto más, así que es cuestión de perder peso y así llegaré a ese sub 40 y en ello estoy...y muy en ello...

Espero que ya se entienda por qué le doy más importancia a la pérdida de peso que a las series. Será bastante interesante ver esa pérdida de peso de los 77 a los 70 kilos que comenzará a mediados de este mes. Será muy interesante ver como sigo mejorando kilo tras kilo, además esta vez ya sí que irán incorporadas las series. Será bonito ver como soy capaz de correr por debajo de 57 minutos en esos 11760 metros (nuevo record de ese circuito) y ese día será un gran día. Con 75 kilos ya estaré corriendo al menos en 56 minutos en esa distancia de 11.76 kms y por aquí lo contaré, veremos cuando sucede...espero que sea antes de que acabe este mes, estoy a 4 kilos, estoy a 5 minutos...que no tardarán en ser 4 minutos la próxima semana o la siguiente a más tardar.

Viernes, 3 de noviembre: 11 kms a 6:04 por km, rodaje suave y disfrutón, estuvo fantástico.

La semana que viene arrancamos¡¡¡¡, por delante 8 semanas. Las últimas 8 semanas del año, que rápido se ha ido...

miércoles, 1 de noviembre de 2017

NUEVO RETO: RITMO DE 4:15 EL KM PARA LOS 5.85 KMS DE LA SAN SILVESTRE DE CÁDIZ

Ya solo queda a nivel competitivo la San Silvestre de Cádiz, 5850 metros, y la búsqueda de un ritmo en esa carrera de 4:15 el km. Romper por primera vez en una competición la barrera de los 4 minutos el km, hará este reto especial, interesante, bonito, motivante. Mi marca personal en un solo km es de 3:46, del 2008, supongo que caerá durante la preparación, aunque no lo buscaré, sólo si coinciden series de 1000 a ese ritmo. Si salen esos 5.85 kms a 4:15 el km, elevaré a los altares atléticos este 2017, convirtiéndose este año en el mejor de mi historia.

El 26 de agosto hice 5.57 kms a un ritmo de 4:55 el km, así que vamos a darle una vuelta de tuerca a esto y vamos a mejorarlo en 40 segundos por km. No será fácil si tenemos en cuenta que en los recientes 10 kms de Gijón no logré bajar de 5 el km, aunque en mi descargo hay que decir que me dejé ir en los últimos 2 kms y que en 6 de los 10 kms si que fui a un ritmo inferior a 5 el km, lejos, claro está de los 4:15 el km que pretendo para el 30 de diciembre, pero todo está en ponerse a ello....

Para conseguirlo tendré que poner especial atención a la dieta y hacer series, además de mantener mis 40-50 kms semanales.

Como referencia de punto de partida están esos 10 kms de Gijón del domingo pasado y los ritmos de 5:14 el km en la distancia de 11.7 kms, 5:09 el km en la distancia de 5.88 kms, 5:20 el km en la distancia de 15.4 kms, como ritmos de entrenamiento.

Para tener opciones de llegar a esos 4:15 el km, deberé en mi itinerario hacia ese ritmo mejorar mis marcas personales de entrenamiento en esas 3 distancias que como ya he indicado en otro post son:

8.84 kms a 4:49 por km.

11.7 kms a 4:52 por km.

15.4 kms a 4:52 por km.

Por lo menos en los 8.84 kms y en los 11.7 kms debería ser capaz, en algún momento, a lo largo de estas 8 semanas que tengo por delante, de conseguir en los entrenamientos ritmos de 4:35 el km, que evidentemente están aún lejos de esos 4:15, pero se tratará sólo de un entrenamiento. Si no llego ni siquiera a esos ritmos de 4:35 el km entrenando, me puedo ir despidiendo del 4:15 el km para el 30 de diciembre.

Esta opción de hacer esos 4:15 por km, es viable, solo tengo que lograr perder 10 kilos en dos meses. Con 81.4 kilos hice esos 5.57 kms de agosto a 4:55 el km, pues bien con 75.5 kilos completé una carrera de 6.45 kms a un ritmo de 4:23 y fue en el 2015, asi que poner las calculadoras a trabajar y vereis que con 70 kilos no es nada descabellado ir a 4:15 por km, pero que nada descabellado...es más, sería lo lógico. Eso sí, hace falta perder esos 10 kilos...

La semana que viene comienzo, serán 8 semanas para llegar a mi objetivo. Esta semana me la tomo de toma de contacto o transición previa a ese plan de 8 semanas. Por aquí iré registrando una a una las 8 semanas, mis avances, y poco a poco se verá el milagro de pasar de 5 el km en 10 kms a 4:15 en 5.85 kms, en sólo 8 semanas...algo nada fácil pero posible. Solo hay que buscarlo. VAMOS¡¡¡¡¡¡¡¡¡.

NOTA: Inicialmente lo redacte pensando en 3:50 por km (con todo perfecto), como ritmo para ese 30 de diciembre, no en 4:15, asi quedan cubiertas las supuestas escusas que por aqui se dice que pongo. Si el dia sale con viento en contra, si se me desatan los cordones de las zapatillas, si las piernas no quieren correr, si me como una nube que se me indigesta, si no me dan agua, si me caga un pajaro y me tengo que limpiar, etc...debería ser capaz de bajar ese día de 4:15 por km. La única excepción es llegar a esta cita con paron de mas de 3 días o llegar con indicios griposos...ahi si que seria ya otra carrera...

Lo importante no va a ser lo que rindo ese día, sino el camino y os quedais siempre con el día y perdeis de vista el camino, mis espectaculares series del otro día, mis 4 dias de entrenamiento por semana, mis kms, mis rodajes, mi pérdida de peso que se mantiene en el tiempo, os perdeis de todo eso por solo pensar  en el resultado de un dia y es al contrario, hay que valorar el camino y no el resultado de un solo dia...porque el resultado de un día no da nada, no me dan trofeos y en cambio todo se basa en el día a día...asi que dar mas valor a mis entrenamientos y dejar de darme caña con las competiciones...gracias....eso si me quereis un poco....si no me quereis, pues irse¡¡¡¡¡¡, como la Lola...

Por centraros en el árbol estais perdiendo de vista el bonito bosque...esta carrera ha sido muy larga, pero ya está llegando a su fin...muchos han quedado en el camino, los que no valoraron el esfuerzo y la constancia, los que no valoraron que no hay que rendirse nunca y hay que insistir hasta el final, los que no entendieron que aunque se caiga muchas veces siempre hay que levantarse una vez más, los que lo quieren todo y ya, pues va a ser que no conmigo...todo requiere un proceso, quemar etapas, aprendizajes...los impacientes...los que no entendieron este blog...han quedado en el camino y seguirá conmigo, adelante, hasta el final la gente que me quiere y sabe que no soy éxito de un día, si no  que soy fracaso de un día, que es lo que me llevará al éxito más duradero...

lunes, 30 de octubre de 2017

10 KMS DE GIJÓN

El pasado sábado fuimos Blanca y yo a pasar la noche en el AC de Gijón, llegamos como a las 6:30 de la tarde.

Al día siguiente, a las 7:45 me tocó levantarme, por suerte con el cambio de hora dormimos una hora más, aunque me hubiera gustado descansar mejor, me despertaron a las 6 de la mañana los ronquidos del de la habitación de al lado y aunque luego pararon ya me desveló y no saqué mucho descanso del tiempo que quedaba para levantarme. A las 8:30 pasaría por mi José Manuel, que también corría los 10 kms de Gijón como preparación para su maratón de Valencia, del próximo día 19 de noviembre. Así que me duche, me vestí con pantalón corto, manga corta, medias compresoras, y solo parte de arriba del chandal. Desayune un cruassant pequeño relleno de chocolate, media cookie y un vaso de batido de chocolate, la noche anterior había cenado un vaso de batido de chocolate, cruassant pequeño relleno de chocolate y una lata de atún, así que ni tan mal. Los días previos había cuidado la alimentación y llegaba a esta cita con el peso mas bajo del año, 78.5 kilos, así que en perfecto estado de forma, todo apuntaba a que hoy podía ser un gran día, hoy podía haber record, hoy podía llegar a los 47 minutos.

A las 8:30 paso por mi José Manuel, me dejó cerca de casa de su hermana, que está a 200 metros de la salida, puro lujo, fui a por mi dorsal y camiseta y luego fuimos a desayunar por allí, el desayunó, yo solo tome agua. Ahí le comenté mis intenciones de esos 47 minutos y él, pesimista por naturaleza, me daba 48 altos o 49 y pico. Tras la charla desayunil subimos a casa de su hermana, nos pusimos el dorsal, dejé allí la bolsa del corredor y la parte de arriba del chandal, él se fue a calentar y yo me fuí hacia la zona de salida a disfrutar del ambiente, aún quedaban 45 minutos para la salida, un mundo...así que me distraje por allí y a eso de las 10:15 me puse a calentar 10 minutos, ohhhh, milagro, trote suave a 130-135 pulsaciones por minuto, decidí hacerlo en una zona de sombra, ya que el sol picaba bien pese a tener 16-17 grados, era molesto, así que se agradecía la sombra. No había, ni hubo nada de viento, solo sensación de calor. Hay que recordar que salíamos a las 10:30 que sin el cambio de hora eran las 11:30, así que el sol ya picaba lo suyo.

En el calentamiento no noté las piernas entonadas, estaban mustias, ni palante, ni patras, neutras, lo cual no era una buena noticia.

A las 10:30 salimos puntuales, mi estrategia es clara, ir por pulsaciones, no por tiempos, pese a que me había hecho una tabla de ritmos km a km, en función del perfil de la carrera, que conocía perfectamente, para alcanzar esos 47 exactos pero también había hecho una tabla de pulsaciones km a km que sí que había que cumplir y era así: 160-165-170-170-175-175-175-180-180 y 180, lógicamente aproximado, al final mi idea era irme a 185 pulsaciones o más si realmente me daba por darle caña y sufrir.

Me sitúo cerca del globo de los 50 minutos a unos 30 metros, por detrás. El primer km debería salir a 4:45 si quería tener opciones de llegar a esos 47 minutos, corremos unos 1400 con lo que se puede correr pero con cuidado. Por delante veo a José Manuel, me emparejo con el pero al final el tira un poco más hacia delante, unos 15 metros y yo me quedo vigilando al globo y comprobando mis sensaciones. Las piernas no van pesadas pero tampoco van solas, sueltas, neutralidad total, voy avanzando a buen ritmo, sin embargo en el km 1 me doy cuenta que no es el ritmo que debía ser pues completo este primer km en 4:52 y 162 pulsaciones de media, ahí mismo me doy cuenta por las sensaciones además que tengo que no habrá marca personal, entonces mi objetivo pasa a ser bajar de 49 minutos. 

Seguimos avanzando, me adelantan, adelanto, con tanta gente no tengo referencias de a quien seguir y sólo me guío por mis pulsaciones que vigilo bastante para guardar de cara a todo lo que queda y así en el segundo km, que también es de ligera subida, un 2% pero que se nota porque es durante 2 kms, doy un ritmo de 4:59 y 169 pulsaciones de media, me vale, no pasa nada. A José Manuel lo he perdido de vista y me imagino que ira pegado al globo que tengo a unos 40-50 metros, pero se me desata el cordón de la zapatilla acabando ya la subida y tengo que parar a atarme, cuando las cosas no salen, no salen...se me aleja el globo, no me preocupa.

Toca ya bajar lo subido en los 2 primeros kms y pico y marco el km 3 en 5:06 y 169 (hay que descontar 12-13 segundos de maniobra de atado, así que realmente este tercer km habría salido en 4:53 y en subida una parte aun, muy bien realmente, aunque no era lo que debía ser).

El km 4, de bajada, lo completo en 4:52 y 170, clavado al guión de pulsaciones, pese a no ir cómodo, no tengo dificultad para cumplir con ese guión pero el calor me haciendo de las suyas y voy como digo incómodo.

El km 5 es llano y bajo un poco el ritmo para pillar agua, bebo agua, me la hecho por encima y me da vida, me resucita, las piernas de repente tienen un chute de energía y lo aprovecho para correr un poco mas rápido, sin forzar, a petición de las piernas, como si me hubiera tomado un gel, en cambio sólo era agua, así que estaba claro que el calor no me ayudaba precisamente en este día. Sale este km en 4:47 y 169 pulsaciones medias.

En el sexto km todavía me aprovecho del espejismo energético del agua y subo pulsaciones para mantener este buen ritmo, cerca del que tenia que haber pillado en los dos primeros kms, es llano también y me siento bien, voy adelantando a gente, algo que no pasó en los anteriores kms y al ver el parcial de 4:47 y 176 pulsaciones, veo posible al menos el sub 49, que de alguna forma también me habría dejado satisfecho.

Pasado el km 6 toca el siguiente km subir, ligera subida pero mayor que la de los dos primero kms, con algún tramo del 4%, hay que regular y no cebarse, voy vigilando pulsaciones. Cuando acabo esta última dificultad del recorrido miro el crono y veo que me han caído 5:14 a 179 de media, bufff, además el calor sigue apretando y ya no hay agua a mano, ahí empiezo a pensar que todo se ha acabado, aún puedo salvar los muebles si sale bien el siguiente km pero ya me noto atascado, voy incómodo de nuevo y tampoco quiero sufrir aún, las piernas vuelven a estar perezosas y hay que obligarlas, vuelven a no ir solas, la cuesta les ha hecho daño, bastante daño, me van adelantando de nuevo y no veo la forma de evitarlo salvo forzando pero no quiero forzar, llego así al km 8 que por momentos fue de ligera bajada con un parcial de 5:07 y pulsaciones de 176 que no son muy altas pero dejan claro que las piernas no tiraban hoy y el calor no ayudaba a ello. En ese momento entra en acción la cabeza, esperaba un mejor parcial, las sensaciones no son buenas, hace calor, las piernas no van así que decido no sufrir y dejarme llevar, se acabó lo que se daba, bandera blanca, hoy no será ni el día del record, ni el día del sub 49, ni el día del sub 50, simplemente hoy no será el día...

Un corredor experto debe saber cuando apretar, como apretar, donde apretar, también que cuando no es el día y ya está todo hecho hay que saber cuando abandonar, como abandonar y donde abandonar y guardar fuerza para futuros entrenamientos, competiciones, donde el cuerpo y las fuerzas si que acompañen, así que en este km 8 di por bueno todo lo realizado y ya no había nada mas que hacer, fajarme en esos dos kms finales ya no llevaba a ningún sitio. El sub 50 saldrá en los entrenamientos de noviembre, así que esto que era lo único que podía rescatar en este día tampoco era un aliciente; solo valía haber luchado en esos dos últimos kms por una marca personal que nunca tuve en las piernas, que desde el km 1 se alejó pero ya que fui a Gijón había que correr pero si no había opciones de marca personal, no tenía sentido pasarlo mal y sufrir en los dos últimos kms.

En los últimos 2 kms, que son muy fáciles, son completamente llanos, me van adelantando, me dejo llevar, el globo sub 50, que siempre estuvo lejos, se aleja más aún, ya hay sombra pero me da igual, vamos pegados al paseo marítimo, es una larga recta, se ve al fondo la meta pero ni me inmuto, no pienso regalar más esfuerzos, no disfruto pero tampoco sufro, me dejo llevar y deseo que todo termine cuanto antes pues no voy nada cómodo corriendo, voy forzado, que no forzando y así llego a los 10 kms de mi Google Earth y marco un tiempo de 50:52 a 5:05 por km, nueva marca personal de 10 kms de este año y al igual que el año pasado vuelvo a ser capaz de bajar de los 51 minutos pero no de los 50 minutos, para ello tendría que haber sufrido un poquillo y no estaba dispuesto, no valía la pena. Bajar de 5 el km en 10 kms lo podría hacer sin matarme en cualquier entrenamiento, en cualquier momento de lo que quedaba de año, había que guardar cartuchos para futuras guerras.

Ese parcial de 2 kms finales llanos y a la sombra, salió en 11:05 a 167 pulsaciones medias, estaba claro que ya me deje llevar...aun quedan 80 metros pues la organización estimo que sus 10 kms eran los 10.08 kms de mi Google Earth y los completo en 36 segundos, hago parte de esos últimos metros de regalo andando...para mi la carrera terminó en mis 10 kms, esos 80 metros ya no contaban...pero bueno...así que completo esos 10080 metros en 51:29 a 5:06 por km. Las pulsaciones finales fueron de 170 las medias y 182 las máximas. El guión de pulsaciones, salvo por los dos últimos kms, fue bastante fiel al planeado y fue un acierto, así que por ahí me quedé bastante contento.

Tras cruzar la meta recojo la bolsa que dan al llegar a meta que contiene agua, zumo de naranja, una bolsa de fritos y manzana, busco a José Manuel pues pensé que habría llegado con el globo, pero no esta por allí, lo busco por la zona del podio, vuelvo a la zona de meta y por fin lo veo, tardó un minuto más que yo, hizo los dos primeros kms a 4 cincuenta y poco para luego relajarse e ir por momentos a 5:35 ya que hoy no le tocaba darle caña al tema, no tenia sentido de cara a su maratón. De haberle dado caña seguro que habría llegado por delante mío, una vez más.

Corrieron entre chicos y chicas unos 1400, como otros años, así que bien, buena participación no muy masificada, se podía correr bien. Lástima el calor pero es un buen circuito para hacer marca, eso si. El viento al menos respetó, no hizo nada de viento.

Tras la carrera, volvimos José y yo andando desde la Meta, situada a la altura de la Plaza Mayor de Gijón, hasta la salida, en el complejo deportivo de Las Mestas, para llegar a casa de su hermana que vive por allí cerca, recoger las cosas y llevarme de vuelta al hotel donde me esperaba mi queridísima Blanca y al que llegue a las 12:45, con tiempo de sobra para ducharme y tomarme otro batido de cacao con un par de pequeños cruasants rellenos de chocolate. A las dos menos veinticinco (el hotel me dejó quedarme hasta las dos, puro lujo...) regresamos Blanca y yo a León, llegando a las 3 de la tarde. Volví sin premio pero con la satisfacción de haber hecho lo que pude y no haber forzado tontamente para conseguir algo que no habría significado nada. Podría haber sacado un 49 y poco a costa de sufrir pero eso no tenía sentido, así que hice bien en levantar el pie cuando vi que todo el pescado estaba ya vendido. Una vez en casa comimos unas ricas albóndigas en salsa con patatas fritas, muy rico todo. De postre capuchino y natillas de chocolate.

La carrera está claro que me dejó cariacontecido, llegué a ella con el peso más bajo del año, con mi mejor estado de forma del año avalado por unas magníficas series, habiéndome alimentado bien los últimos días, que falló???, el calor, las piernas no quisieron correr y mi nuevo peso de 78.5 kilos había que consolidarlo y utilizarlo en el circuito de 11.7 kms y 15.4 kms y no lo pude estrenar en ambos circuitos. Digamos que me faltó una semana más quizá para haber traducido ese novedoso peso en una forma más alegre de correr y no la pude probar, tuvo que ser en el propio examen de los 10 kms y si encima las piernas no van, apaga y vámonos...

Si alguien quisiera llenarse de razones para argumentar que correr se le da mal, ese alguien bien podría ser yo mismo. Es curioso que mucha gente, en su primera participación en 10 kms, logra bajar de 50 minutos y son unos recién llegados y yo tras 11 años dándole a este deporte me las veo y me las deseo para conseguirlo y aun así no lo consigo, solo salió, con cierta frecuencia, eso sí, en el 2015. El resto de años no he visto el sub 50, curioso...bueno podría haber salido en este 2017, en estos 10 kms, pero a costa de sufrir y no estaba por la labor. Se me da mal correr???, en honor a la verdad es que sin hacer series y sin tener un peso adecuado (tengo 10 kilos de más) esto es lo que hay. No se me da mal correr, no soy un paquete realmente, lo que pasa es que hay que hacer series y perder peso.

Las próximas semanas estarán dedicadas a perder peso y hacer series, con la idea de poder hacer los 5.85 kms del 30 de diciembre, en la San Silvestre de Cádiz, a un ritmo de 3:59 el km y de esta forma salvar el año 2017. Con esos ritmos no sólo lo salvaría sino que lo elevaría a los altares, convirtiéndolo en el mejor de mis años, así que lejos de salvar el año, aún puede ser el mejor año de todos, aún se puede hacer todo, es cuestión de tener un poco de disciplina, pico y pala y a seguir¡¡¡¡. Vamos¡¡¡¡.

Hay 9 semanas por delante, para pasar de esos 5:05 por km en 10 kms a 3:59 por km en 5.85 kms.

El 30 de diciembre quiero mis 3:59 por km...

Ah¡¡¡, lo olvidaba, así diseñe mis 47 minutos que al final no salieron: 4:45, 4:45, 4:40, 4:40, 4:40, 4:45, 4:50, 4:40, 4:40, 4:35.

jueves, 26 de octubre de 2017

SERIES DE LIBRO. EL DOMINGO A POR MARCA PERSONAL

Así fueron estos días:

Martes, 24 de octubre: 5 kms en 29:48 a 5:57 por km (147) y 5 kms en 29:22 a 5:52 por km (153).

En este día debía hacer las series pero no tenía cuerpo para ello, así que fue mejor dejarlas para el día siguiente. Hice estos 2 rodajes y no 10 kms del tirón para tener mayor sensación de control sobre el ritmo, que uno luego se calienta y la lía, no era cuestión de comprometer las series del día siguiente.

Miércoles, 25 de octubre: Tocaron 5*1000 y salieron así: 4:31, 4:28, 4:26, 4:26 y 4:26. Previo a ellas hice 2 kms suaves en 11:25 a 5:42 (141), ojillo porque empiezo a decir que ir a 5:42 es ir suave, solo hay que ver las pulsaciones...algo empieza a cambiar...

Tras finalizar las series, descanse 5 min e hice 2 kms, uno a 6:12 y el otro a 5, con alegría y luego tras un breve descanso de 2 o 3 min, otro km a 6 en plan tranquilo.

Las series salieron perfectas, muy controladas, buscando siempre reservar algo para no sufrir en exceso al final pero apretando en cada una de ellas un poco más, que no se refleja en el tiempo sino en las pulsaciones, que serie a serie fueron en aumento. La última la hice a lo que pude, di lo que tenía y como se ve mantuve muy bien el tipo clavando el tiempo de las anteriores. Lo mejor de todo es que tras las mismas no me quedé vacío ni falto de fuerzas y pude hacer esos 3 kms adicionales con uno a 5 el km, así que de lujo.

Las series se pueden hacer de menos a más o todas con el mismo tiempo, pero lo interesante es generar en algún momento una exigencia a nivel cardio que nos permita movernos en zona de umbral anaeróbico. Visitar esa zona una o dos veces por semana, es lo que al final nos permitirá ir mejorando, aunque perdiendo peso sin necesidad de visitar esa zona umbral también lógicamente genera mejoras, así que la suma de ambas cosas, visitas y pérdida de peso, me llevarán a donde quiero ir. También se pueden hacer visitas en rodajes alegres, de ahí que de momento defienda la no necesidad de series, si hay mucho peso que perder, pero bueno en dos semanas, a mediados de noviembre, seguramente empezaré las series; las adelanto ya que quiero llegar como un tiro a la San Silvestre y sólo depender del peso haría más lentas las mejoras.

Me quedé muy sorprendido del resultado de las series. Realmente sólo esperaba ir a 4:50 y gracias, ya que fueron sobre hierba pero parece que eso que se anda cocinando va pidiendo paso ya esta semana, ya era hora..., eran ya varias semanas queriendo bajar de 50, sin resultados positivos, sólo estaba el deseo pero no acababa de perder peso, pero ha sido perder un kilillo y listo, desatascado¡¡¡, nuevo nivel de forma¡¡¡, qué maravilla es mejorar gracias a la pérdida de peso, ahorrándome las duras series...aunque como ya he dicho, iré haciéndolas poco a poco para limar 2 o 3 minutos a la marca que tendría sólo tirando de pérdida de peso.

Echando la vista atrás, las series que hice previas a los 10 kms Universitarios de León del 2015, donde hice 48:29, salieron exactamente al mismo ritmo de media, 4:28, con varias salvedades: fueron sobre el tartán de una pista de atletismo, no sobre hierba como ahora, fueron en compañía, no en solitario como ahora, descansé entre serie y serie 2:30, no los dos minutos clavados de ahora y correré en Gijón, nivel del mar, donde suelo ganar con el mismo esfuerzo y pulsaciones, un minuto a los 800 metros de altura de León. Así que esta marca (48:29) en Gijón habría sido de 47:30, cerquita, cerquita de mi marca personal...de mis 47:13.

Existen las segundas oportunidades. Hace dos años en esos 10 kms de Gijón buscaba el sub 45, lo tenía en las piernas y no salió, corrí a lo loco. Ahora con esa experiencia, con las buenas carreras con cabeza que me han salido este año y conociendo bien el recorrido espero llevarme el gato al agua y hacer marca personal, el 47:10, me vale, lo vuelvo a tener en las piernas, sólo hay que mostrarlo. Así que, vuelvo a tener la opción en el mismo lugar dos años después, de confirmar lo que creo que valgo, en este caso 47 y piquillo... En aquella ocasión al final me fui a los 50 minutos, tiré literalmente la carrera, andando por momentos, veremos este año...la idea será salir relativamente tranquilo, gestionar bien la zona de subida que hay del km 6 al 7, no cebarme en ella y a partir del 7, que ya no hay dificultades, no hay cuestas, tirar con todo para buscar mis 47 minutos. Llevaré pulsometro para controlar ritmos hasta el km 7 y no pasarme de rosca con la idea de llegar relativamente fresco a esos últimos 3 kms y ya sin mirar el pulsometro darlo todo. Tendré que compensar quizá la relativa tranquilidad de los anteriores kms y digo relativa porque probablemente saldrán todos por debajo de 4:50, que hace no mucho, como en Cádiz, era bastante exigente eso, pero pinta que estoy ya mejor que en Cádiz.

Hoy, jueves, 26 de octubre, tocó hacer 7.28 kms en 43:38 a 5:59 por km. Con lógicas sensaciones de cansancio tras el día alegre de ayer. No me sentí nada cómodo corriendo pero había que cumplir.

Ya en lo que se refiera a entrenar está todo hecho, sólo queda esperar al domingo y buscar los 47 minutos. Si cuido la alimentación de aquí al domingo y no le doy a la bollería, galletas, chocolate, tendré claras opciones de traerme de Gijón una nueva marca personal en 10 kms, veremos a ver que sale. La estrategia de carrera está ya diseñada, es perfecta y sólo queda que ese día las piernas quieran correr por eso hoy fue un día de transición y mañana y pasado habrá descanso total, tras 3 días seguidos de entrenamiento.


HITOS

2010

23 FEBRERO-88 KILOS. A 61 DIAS.

24 FEB. COMIENZO A CAMINAR.A 60 DIAS.

25 FEB.SABIENDO QUE ME VOY A CALAR,HAGO EJERCICIO Y EVIDENTEMENTE ME CALO HASTA LOS HUESOS,PERO ESTA ES YA MI SEGUNDA VICTORIA. A 59 DIAS.

1 MARZO. EMPIEZO A CORRER CON 3 KMS, POR FIN¡¡¡. A 55 DIAS.

10 MARZO. COMIENZO LA DIETA CON 88.9 KILOS. A 46 DIAS.

10 MARZO. CUBRO 5 KMS,YA CASI 1/4 DE LA MEDIA. A 46 DIAS.

17 MARZO. CUBRO 8 KMS,MAS DE 1/3 DE LA MEDIA. A 39 DIAS.

17 MARZO. PESO 87.2 KILOS.LA BASCULA POR FIN EMPIEZA A CEDER ,PESO MAS BAJO DE LO QUE VA DE AÑO. LA DIETA Y EL ENTRENAMIENTO EMPIEZAN A FUNCIONAR. A 39 DIAS.

21 MARZO. PESO 86.1 KILOS.QUE BIEN PINTA TODO¡¡¡. A 35 DIAS.

26 MARZO.PESO 85 KILOS. A 30 DIAS.

26 MARZO. CUBRO 10 KMS, CASI LA MITAD DE LA MEDIA. A 30 DIAS.

11 DE ABRIL. CUBRO 12 KMS, PASANDO POR EL KM 10 EN 58:55. A 14 DIAS.

15 DE ABRIL. PESO 83.5 KILOS. A 10 DIAS.

18 DE ABRIL. CUBRO 15 KMS CON MARCA PERSONAL. A 7 DIAS. 1h:32:18

25 DE ABRIL. COMPLETO LA MEDIA MARATON DE JEREZ (20633m) en 2h:19:36

18 DE OCTUBRE. PESO 92,4 KILOS.

19 DE OCTUBRE. HOY COMENCE DE NUEVO A CORRER CON 3 KMS TRAS 4 MESES FUERA DE JUEGO.

22 DE OCTUBRE. ALCANZO LOS 5 KMS, YA ESTOY MAS CERCA.BIEN¡¡.

25 DE OCTUBRE. PESO 90,5 KILOS.

31 DE OCTUBRE. COMPLETO 8.3 KMS.

1 DE NOVIEMBRE. PESO 89.3 KILOS.

13 DE NOVIEMBRE. COMPLETO 10 KMS, SE HAN HECHO ESPERAR PERO AL FINAL TODO LLEGA. BIEN¡¡¡. 1h:12:22

15 DE NOVIEMBRE. PARON POR SOBREPESO, TOCA ADELGAZAR.

2011

15 DE ENERO. PESO 89.9 (ROMPO LA BARRERA DE LOS 90 KILOS).

28 DE ENERO. RETOMO ENTRENAMIENTOS TRAS DOS MESES Y MEDIO SIN CORRER COMPLETANDO 4 KMS EN 29:30:00

14 DE FEBRERO. COMPLETO 10 KMS EN 1h:06:27

19 DE FEBRERO. COMPLETO 15 KMS EN 1h:50:06

22 DEFEBRERO. BAJO DE 30 MINUTOS EN 5 KMS. 28:41:50

27 DE FEBRERO. MARCA PERSONAL EN LA MEDIA DE JEREZ . (20633 metros) en 2h:10:16

3 DE ABRIL. MARCA PERSONAL EN EL CIRCUITO DE LA MEDIA DE MADRID CON 2h:16:09

10 DE ABRIL. BAJO DE LA HORA EN 10 KMS. 59:14:70

17 DE ABRIL. MARCA PERSONAL DE 10 KMS. 55:41:00

4 DE MAYO. PESO 84.8 KG (ROMPO LA BARRERA DE LOS 85 KILOS).

7 DE MAYO. MARCA PERSONAL DE 15 KMS. 1h:29:19

7 DE MAYO. MARCA PERSONAL DE MEDIA. 2h:11:48

16 DE JULIO. ALCANZO LOS 81.7 KG. LA ULTIMA VEZ QUE TUVE UN PESO COMO ESTE FUE HACE 12 AÑOS.

1 DE OCTUBRE. MARCA PERSONAL EN MILLA. 6:56:42

9 DE OCTUBRE. MARCA PERSONAL EN 5 KMS. 25:42:58

14 DE OCTUBRE. MARCA PERSONAL EN 10 KMS. 54:26:68

19 DE OCTUBRE. PESO 79.9 KG (ROMPO LA BARRERA DE LOS 80 KILOS).

23 NOVIEMBRE. MARCA PERSONAL EN 10 KMS. 53:20:10

27 NOVIEMBRE. MARCA PERSONAL EN 10 KMS. 51:23:20

18 DICIEMBRE. MARCA PERSONAL 15 KMS. 1h:27:29

18 DICIEMBRE. MARCA PERSONAL MEDIA. 2h:03:38

29 DICIEMBRE. MARCA PERSONAL 5 KMS. 24:16:55

29 DICIEMBRE. MARCA PERSONAL 3 KMS. 14:07:82

2012

29 ENERO. MARCA PERSONAL 15 KMS. 1h:23:51

21 OCTUBRE. VUELVO A BAJAR DE 1 HORA EN 10 KMS TRAS MESES SIN PODER HACERLO.

2013

06 NOVIEMBRE. LOGRO VOLVER A BAJAR DE LA HORA EN 10 KMS.

11 DICIEMBRE. BAJO DE 90 KG.

22 DICIEMBRE. MARCA DEL AÑO EN 10 KMS. 57:38:90

27 DICIEMBRE. COMPLETO 24 KMS POR PRIMERA VEZ EN MI VIDA.

2014

02 ENERO. MEJOR MARCA DE MEDIA MARATON VIVIENDO EN LEON. 2h:18:42

EL CAMINO...

25 NOV 2010. OBJETIVO 1- UN DIA SIN TOMAR NI NESQUIK, NI BOLLERIA, NI GALLETAS. CONSEGUIDO.


26 NOV 2010. OBJETIVO 2- DOS DIAS SIN TOMAR NESQUIK, BOLLERIA Y GALLETAS. CONSEGUIDO.


28 NOV 2010. OBJETIVO 3- TRES DIAS SIN TOMAR NESQUIK, BOLLERIA Y GALLETAS. CONSEGUIDO.


1 DIC 2010. OBJETIVO 4- CINCO DIAS SIN TOMAR NESQUIK, BOLLERIA Y GALLETAS. NO CONSEGUIDO.


9 DIC 2010. OBJETIVO 5- OCHO DIAS SIN TOMAR NESQUIK, BOLLERIA Y GALLETAS. NO CONSEGUIDO.


13 SEPT 2011. OBJETIVO 6- 40 DIAS SIN TOMAR NESQUIK, NI LECHE. CONSEGUIDO¡¡¡.


10 MAR 2014. OBJETIVO 7- 50 DIAS CUIDANDOME.


29 MAYO 2017. OBJETIVO 8- 50 DIAS CUIDANDOME.

LOS OBJETIVOS

OBJETIVO 1- 5 SEPT 2012. BAJAR DE 90 KILOS. CONSEGUIDO EL 18 DE OCTUBRE.

OBJETIVO 2- 18 OCT 2012. BAJAR DE 85 KILOS. CONSEGUIDO EL 23 DE NOVIEMBRE.

OBJETIVO 3- 23 NOV 2012. BAJAR DE 80 KILOS. NO CONSEGUIDO.

OBJETIVO 4- 19 NOV 2013. BAJAR DE 90 KILOS. CONSEGUIDO EL 21 DE NOVIEMBRE.

OBJETIVO 5- 10 MAR 2014. BAJAR DE 80 KILOS. CONSEGUIDO EL 13 DE JUNIO.

OBJETIVO 6- 29 DE MAYO 2017. BAJAR DE 87 KILOS.